Cursoscursos monográficos

Tipos de cuero

By 5 Octubre, 2018 No Comments

Aprende a distinguir los tipos de cuero y a conocer sus características.

El cuero no deja de ser piel curtida, por lo que antes de entender el cuero está bien entender la función que cumplió en vida la piel; como el mantenimiento de la temperatura corporal, la excreción de desechos corporales y protección.

También su composición, que consta de dermis y epidermis. La epidermis sería en el cuero lo que se conoce como flor comúnmente. Y la dermis la conocemos como carnaza.

La dermis está constituida por tejido conjuntivo, con vasos sanguíneos y ramificaciones nerviosas.

Entre la dermis y la epidermis existe una capa intermedia destinada a unirlas y a revestir el folículo capilar y forma la capa exterior de la piel o epidermis. Cada folículo capilar conecta con glándulas sebáceas que liberan los aceites que lubrican el pelo y la superficie de la piel. Estas glándulas son más prominentes en los animales de piel gruesa. También son vitales para el mantenimiento de la temperatura corporal en los animales de sangre caliente y las glándulas sudoríparas liberan agua y desechos a través de los poros de la piel.

Cerca de la superficie de la piel, la estructura fibrosa es muy fina y depende del pelo del animal.

En la dermis se encuentra el colágeno, lo que da al cuero sus propiedades de utilidad y la elastina, que fortalece el cuero.

Pero sin querer ponernos demasiado técnicos vamos poco a poco…

TIPOS DE CUERO SEGÚN SU PROCEDENCIA ANIMAL

Puede que al principio no le demos mucha importancia a este paso de elegir el cuero y sólo nos guiamos por el gusto y su estética pero si seguimos con ello, pronto nos daremos cuenta del mundo de posibilidades que nos presenta el cuero como material y en función de lo que queramos hacer, elegiremos uno u otro. Ya una sola pieza de cuero presenta muchas variedades de una zona a otra, cómo para pensar en algo homogéneo que venga de diferentes animales. Y no sólo el animal, si no su sexo, su vida, su muerte… Todo esto hace que cada una sea única.

Las diferencias hacen que unas pieles tengan unas propiedades más que otras. Y depende del uso, la técnica… elegiremos una u otra.

Cueros bovinos

Son muy resistentes, muy compactas y muy sólidas. Podemos distinguir entre:

– Nonato: Sin término de gestación. De mucha calidad y resistencia. Se suele destinar a calzado y marroquinería fina.

– Becerro: Menor de 1 año. Grano muy fino, lo que quiere decir que los poros apenas se ven. De calidad y alto precio. Este tipo de cuero se suele destinar a calzado y marroquinería fina.

– Ternera: Cría de vaca. De 1 a 2 años. Grano más fino que la vaca pero menos que el becerro.

– Novillo: de 2 a 3 años. Como la vaca y toro pero menos marcadas.

– Toro y vaca: mayores de 3 años. De mayor grosor y resistencia pero más marcadas por la vida que animales más jóvenes.

Cueros caprinos

Resistentes pero más finos.

– Cabra. Sus pieles tienen menos pelo y menor cantidad de grasa que las de oveja, con una estructura firme y compacta. De poro liso y pequeño. Cuanto mayor es el animal en edad, mayor poro presenta.

– Cabrito: Recién nacido. Acabado liso, lustroso y brillante.

– Tafilete: Animales jóvenes. De mayor tamaño y grosor que el cabrito. Flor lisa y brillante.

Cueros ovinos

No tienen cuerpo, son muy porosos y por lo tanto muy maleables y flexibles.

Tienen más valor sus lanas que sus pieles, ya que son de tipo abierto, con muchas glándulas sebáceas y raíces capilares, por lo que es menos compacta.

– Oveja. También conocido como badana. Porosidad mayor, menor compacidad.

– Carnero. Mayor compacidad que su pareja la oveja, estira menos porque no dan a luz.

Cueros porcinos

Son muy grasosos, con orificios (el pelo penetra en profundidad) y sus poros presentan 3 agujeros.

Se suele usar para forros pero el nobuck de cerdo se utiliza mucho para calzado sport y vestimenta, aunque no aconsejamos usarlo de forro para calzado porque puede fomentar la aparición de hongos.

Cueros equinos

Potro. Su parte delantera puede asemejarse de textura al cabrito y su parte trasera donde la piel es más gruesa y muy compacta se conoce como culata de potro

Existen después diversos tipos de cuero que sólo nombraremos porque no hemos trabajado nunca con ellos: Aves, Reptiles, Peces, Batracios (Sapos) y Exóticas.

TIPOS DE CUERO SEGÚN SU CURTIDO

– Vegetal

Se curte con taninos ( de mimosa, quebracho, castaño…) solubles en agua y alcohol.

Son cueros más resistentes mecánicamente e hidrotérmicamente.

También se usa el arbusto de zumaque para conseguir pieles blanquecinas, muy usadas en restauración, ya que coge muy bien los tintes.

– Aceite

Para la gamuza y el ante, se impregnan en aceite y se batanean.

Se seca con chorro de aire para provocar la autoxidación.

Son más resistentes al agua.

– Mineral

Principalmente se usa cromo o alumbre.

Cromo: El baño es con sustancias ácidas con cromo, y lavado con agua.

Alumbre: Para pieles con pelo.

Se disuelve el alumbre en sal común.

Son cueros blandos y suaves con baja estabilidad hidrotérmica.

TIPOS DE CUERO SEGÚN SUS ACABADOS

– Cuero flor natural:

Cueros que mantienen la epidermis sin el pelo . Normalmente curtición vegetal.

Sin acabados de color, manteniendo un color cremoso que puede variar según la

procedencia del tanino. Gran plasticidad.

– Cuero flor color, engrasado y pulido:

Cueros con diferentes acabados de teñido, engrasado, pulido, patinados.

En función del tipo de acabados (así como del curtido) van a disminuir

progresivamente su capacidad para ser moldeados.

En positivo ganamos resistencia, flexibilidad.

– Serraje:

Normalmente de curtición al cromo. Gran flexibilidad.

Son virutas de cuero aglomerado.

Al no haber poro, no transpira.

– Nobuk:

Cueros en los que la capa epidérmica ha sido lijada.

Normalmente de curtición al cromo. Gran flexibilidad.

– Napa:

Cueros abatanados, dando mucha flexibilidad.

Normalmente curtición al cromo.

– Pieles vueltas:

Cueros flor, pensadas para exponer el lado de la carnaza (ver abajo partes del cuero)

al exterior y la flor al interior. Encontramos el Ante, los cueros Zahoneros.

– Pieles con pelo:

Pieles que en las que se mantiene el pelo del animal. Pieles para peletería. Destacamos en este grupo las pieles de cabra con pelo, utilizadas para la elaboración de botas de vino.

También existen las pieles con lana.

– Charol:

Cueros flor originariamente con un tratamiento de laca y aceite de linaza.

Actualmente lo normal es encontrarlas plastificadas.

– Suela:

Se obtiene por curtido vegetal porque le imparte la propiedad de amoldamiento y se le incorporan sustancias sólidas para darle mayor peso físico y mejores características para su uso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

© 2017 Artcuero