Hola amigos, aquí estamos otra vez con más información.

Nos gustaría profundizar más en el tema del teñido. En concreto hablaremos en esta entrada del teñido con anilinas al alcohol.

Sobre de anilina

Las anilinas se presentan en sobres y debemos diluirlas en alcohol de 96º. Hay una amplia gama de colores (amarillo, azul, rojo caoba, rojo punzo, nogal, pardo bismark, rosa, verde, violeta, naranja, negro) por lo que este producto nos facilita bastante el trabajo de teñido.

En cuanto a la disolución, os comentaba que se realiza con alcohol de 96º. Os recomendamos  utilizar medidas estándares, de  esta forma controlareis la intensidad del color y por otro lado evitareis que haya precipitado y perder tinte. Os recomendamos diluir en 125 cc de alcohol si quereis un color intenso o en 250 cc si el quereis un color más claro.

Pinceles y algodón

En cuanto a los materiales que necesitareis para el teñido son los siguientes: anilinas, alcohol, guantes, algodón y pinceles.

¿Qué ventajas nos ofrece la anilina al alcohol?. La repuesta es doble, por un lado abre el poro de la piel facilitando la pentración del tinte y por otro lado se evapora rapidamente (esto también es un problema) por lo que el tiempo de secado es mínimo.

¿Como teñir?:

Si el acabado es el de un color uniforme haremos pasadas con el algodón (siempre bien escurrido) en todas las direcciones. También podemos hacer una inmersión de la pieza, el problema aquí es que se gasta gran cantidad de tinte. En cualquier caso debido a las características de absorción de la piel y a los posibles trabajos a realizar sobre ella el tinte no penetra uniformemente en todas sus partes por lo que pueden verse diferentes tonalidades.

Si el acabado no es el de un color uniforme, la anilina y la piel se llevan bastante bien. Podemos conseguir fácilmente un efecto de veteado, simplemente pasaremos el algodón con diferente intensidad por las partes que queramos teñir.

El degradado. Controlar esta técnica con la anilina al alcohol es complicado. Consistiría en aplicar el color más oscuro con una intensidad mínima y posteriormente cargar generosamente del color más claro con movimientos circulares del algodón o del pincel.

Aplicación del color mas oscuro
Aplicación generosa del color más claro
Resultado de un degradado

No olvidéis que los degradados se deberían hacer con colores de la misma gama, ya que de otra forma lo que conseguiréis es crear otros colores.

Un truco para disimular los posibles cercos o saltos que se formen de un color a otro es la aplicación de Betún de Judea.

Finalmente (antes de aplicar el betún) debemos aplicar un fijador para evitar que la pieza destiña. Para ello utilizaremos Laca Zapón para metales, siempre con un trapo al igual que el betún.

Bueno os dejamos unas fotos con algunos teñidos ya terminado, un saludo y se abre el turno de dudas y preguntas, hasta el próximo día.

Leave a Reply

© 2017 Artcuero